www.revistahostelpro.com

    22 de febrero de 2018

EQUIPAMIENTO

Un espacio de disfrute

En nuestro país contamos con un clima privilegiado, que hace que podamos disfrutar de un elevado número de horas de sol durante gran parte del año. Esto favorece que tanto los españoles como los turistas de otras regiones busquen, muy especialmente, la posibilidad de relajarse en una soleada terraza. Es por ello que el equipamiento de estas zonas ha empezado a tenerse muy en cuenta, desarrollándose, a lo largo del tiempo, piezas que se reinterpretan para fusionar el espacio interior con el exterior. Además, los fabricantes, más que nunca ponen toda la atención en los acabados y materiales del mobiliario con el fin de seducir y atraer al cliente. Ya que si se ha diseñado correctamente, el huésped va a pasar muchas horas en estas instalaciones exteriores, convirtiéndose en la imagen que se lleve del establecimiento

Sorprender y divertir

Las nuevas gastronomías existentes unido a los cambios de mentalidad de los comensales, han hecho que los procesos de elaboración y preparación de los alimentos hayan sufrido cambios importantes, que han afectado al equipamiento utilizado. Además, aparte de llevar a cabo una correcta elaboración de los platos, es esencial elegir correctamente por parte de la dirección, los elementos con los que se presentarán, vistiendo esos platos de elegancia y sofisticación. No obstante, no se deben olvidar que estos elementos deben ser funcionales para la comodidad del usuario. Son piezas fundamentales de la imagen que se transmite al comensal, con su correcta elección se logrará diferenciarse para conseguir una mesa y un espacio elegante y personal

Higiene y confort

La ropa de un establecimiento hotelero es un punto fundamental ya que una adecuada percepción garantiza que el huésped tenga una experiencia satisfactoria, sin olvidarnos de que influye directamente en su imagen. Por ello, tanto si se decantan por elegir un sistema de lavandería interna, como por externalizar este servicio, la lavandería, junto con los aparatos que la componen, se convierte en un servicio esencial en cualquier hotel para ofrecer calidad e higiene a sus clientes

Pequeño gran detalle

Considerados hasta hace poco como un pequeño obsequio de bienvenida, los productos de acogida se han convertido, de un tiempo a esta parte, en uno de los servicios esenciales dentro de un establecimiento hotelero, casi al mismo nivel que la propia cama. Pero esto no es lo único, el surtido, la calidad, junto con el diseño de los amenities han acabado ofreciendo personalidad propia a cada hotel, a la vez que definen, por sí mismos, muchas de las características que podemos esperar durante nuestra estancia, relacionadas con el confort y la preocupación por el trato a la clientela. Por ello, los fabricantes no dudan en innovar para aumentar el poder de atracción de estos pequeños productos

Tendencias gastro

En todo establecimiento de restauración una de las zonas que cobran mayor protagonismo es la cocina. Esto ocurre ya que desde ella se conquista el paladar del cliente, de tal manera que un huésped satisfecho se convertirá en un cliente habitual que, a su vez, hablará del establecimiento elevando el nivel de rotación de comensales. Por tanto, el diseño, la elección adecuada de los materiales, los elementos de cocción y auxiliares, entre otros, son de gran importancia para asegurar un óptimo resultado

Confort, salud e imagen

Habitualmente, los viajeros suelen buscar, a la hora de viajar, mayores comodidades de las que cuentan en casa, lo que les hace más exigentes. Además, sus expectativas suelen variar dependiendo de su personalidad o de los objetivos con los que se realice ese viaje. Sin embargo, la limpieza de los establecimientos hoteleros se encuentra entre las principales prioridades de cualquier usuario. Se reclama un buen servicio, pero a la vez una habitación ordenada, sin polvo, con sábanas limpias y un baño completamente aseado y desinfectado. De esta manera, cuando un hotel atiende la limpieza de su establecimiento no sólo se está manteniendo la higiene y desinfección de las instalaciones, sino que también se protege su imagen y reputación

Un turismo para todos

El turismo, aparte de ser un fenómeno social cultural y económico, debe considerarse como una experiencia personal. Se ofrece un contexto para que los turistas lo experimenten, pero siempre teniendo en cuenta que existen diferencias en la manera de vivirlo y sentirlo. Por esta razón, los hoteles tienen que ser conscientes de la diversidad de clientes que existen si pretenden ofrecer un servicio hotelero de calidad. Esta diversidad cobra un papel fundamental, especialmente en relación con las personas con diferentes capacidades, que serán los más beneficiados cuando un establecimiento hotelero consigue eliminar todas sus barreras y se convierte en accesible para todos sus usuarios

Variedad, sabor y nutrición

El servicio buffet es una de las modalidades que más desarrollo ha tenido a lo largo de los últimos años en cuanto a diseño, estructura, disposición..., debido, principalmente, por el continuo interés de mantener las expectativas de los clientes cubiertas e incluso deslumbrarlos al visitar el salón. Actualmente, la mayoría de hoteles cuentan con un servicio buffet de desayuno en el que el comensal puede elegir sus preferencias. Se trata de un apartado fundamental, ya que el desayuno de los establecimientos hoteleros debe responder a las diversas necesidades de todo tipo de clientes, satisfaciendo a la gente que quiere cuidarse, al que quiere disfrutar, a celíacos, a intolerantes a la lactosa y a los más golosos

Un adecuado funcionamiento

El turismo es uno de los grandes sectores económicos que está aprovechando con mayor intensidad los enormes avances tecnológicos que se están sucediendo a ritmo de vértigo en todo el mundo. Dentro de este sector, los establecimientos hoteleros han alcanzado un nivel de sofisticación que cualquiera de ellos puede gestionarse sin necesidad de presencia física por parte de los propietarios o ejecutivos.

El vestido del hotel

Cuando un usuario se adentra en un hotel, lo primero que le llama la atención es su decoración, de un primer vistazo el huésped enseguida se da cuenta del tipo de establecimiento que ha reservado. La personalidad de un hotel se transmite, sobre todo, a través de esta categoría, de tal manera que con ella se conseguirá el ambiente deseado.

Portada | Hemeroteca | Búsquedas | [ RSS - XML ] | Política de privacidad y cookies | Aviso Legal
Edita: Editorial Protiendas, S.L. Cif: B84458231 :: Avda. Juan Carlos I :: 28806 Alcalá de Henares (Madrid) :: T. +34 91 802 4120 Contacto
Cibeles.net, Soluciones Web, Gestor de Contenidos, Especializados en medios de comunicación.EditMaker 7.8
0,40625